Imagen de FreeDigitalPhotos.net
Imagen de FreeDigitalPhotos.net

Cada quien le da el uso y el manejo a las cosas como quiere, sin embargo, se torna a veces molesto el manejo que se le da a las redes sociales, y no es que sea una norma, pero es mas cómodo y hasta más eficiente cuando se utilizan las herramientas de forma adecuada.

A continuación expongo algunos conceptos que se deben tener en cuenta para que hacer y que no hacer con sus cuentas.

Instagram: esta diseñado únicamente para subir imágenes o videos, con filtro o sin filtro, pero nada más. Eso de subir imágenes con textos, o memes con filtro, nada que ver, para eso esta Facebook. Es horrible ver memes en instagram.

Twitter: Principalmente para expresar una idea con pocas palabras (140 caracteres), a veces alguna imagen, meme, video o enlace a otro sitio web. Acá tampoco califican esas imágenes con largos textos.

WhatsApp: su uso debería ser simplemente conversacional, mensajes de voz o texto, conversaciones privadas o grupales para informar brevemente a sus miembros, enviar videos o imágenes del asunto de la conversación. Aquí si que es molesto estar recibiendo cadenas de memes o videos, que muchas veces a uno ni le interesan o le hacen desviar la atención pensando que es algún mensaje importante. Para todo eso esta Facebook, que cada quien ve y filtra lo que quiere o no quiere ver y cuando lo quiere ver.

Facebook: Todo lo mencionado anteriormente que no se deberías hacer con estas redes sociales, lo puedes hacer acá en Facebook, mensajes cortos, largos, imágenes, fotos personales, memes, chistes, videos, noticias, enlaces a otros sitios web, en fin; sin embargo no hay que abusar, expresar un sentimiento (alegría, tristeza, miedo, etc.), fotos de tu ultimo viaje o logro, un checkin o marcación de un lugar en donde estuviste, no tiene nada de malo, el problema realmente es cuando se hace en exceso. Publicar hasta las ‘peos’ que te tiras al día, que si vas tarde para una reunión, compartir publicaciones de otros sin verificar si es verdad o no, solo “por si acaso”; qué necesidad hay de mostrarle al mundo nuestros sentimientos, o ventilando asuntos o problemas muy personales, tal vez ustedes no se dan cuenta pero van dejando una huella, no solo a sus contactos sino a una red de datos, sobre su personalidad y nunca saben como esto les pueda afectar para cualquier tipo de relación laboral o personal.