PIC_137

Podría haber hecho un video, a lo mejor lo haga más adelante, pero la idea inicial es contarles como ha sido el proceso que me ha llevado a cumplir el sueño de ser piloto aviador, estaré publicando algunas historias, consejos, y noticias sobre como ha ido este proceso y como irá evolucionando.

En fin, hablaba de hacer un video, puede ser más fácil de ver, pero si realmente quieres ser piloto, te invito a que le tomes amor a la lectura, LEAS y LEAS MUUUUUCHO, prepárate porque la información para aprender es bastante y sigue creciendo.

Comencemos…

INTRODUCCIÓN

¿Dónde y cuándo había comenzado mi pasión por la aviación? aunque no recuerdo a que edad, tendría alrededor de 8 años o quizás menos, y siempre tuve mucha atracción por los aviones, mis primeros 10 años los viví en un pequeño pueblo llamado Belén Boyacá (sí, allí donde cayó el baloto hace poco), allí no había nada de aviación, el aeropuerto más cercano era Bogotá o por lo menos el aeropuerto que tenía un movimiento frecuente. En general en Boyacá la aviación fue muy poca. Sin embargo, sobre Belén, había una aerovía, por donde se movían los aviones hacia Venezuela y Europa, no se si en esa época se llamaban igual, pero hoy se llama UA550 y también había un fix AKPUT (6°01’11″N 72°58’38″W) justo al lado de Belén, muy cerca de la vía que conduce hacia Encino (Santander).

Después de un poco de geografía, puedo decir que a mis 10 años esta era la experiencia más cercana que tenía con los aviones. Aunque eso no era todo, también recuerdo cuando oía a un avión surcar el cielo salir a verlo, los paseos a Bogotá siempre eran la cita obligada al aeropuerto para “verlos mas de cerca” y no a 20000 o 30000 pies de altitud, los modelos que hacia en plastilina, mis dibujos de aviones, los aviones de papel y bueno, no voy a mentir, mi infancia transcurría entre muchas otras actividades diferentes a la aviación que también me divertían.

A la edad de 11 años, nos trasladamos a vivir a Duitama, también en Boyacá, y también debajo de la UA550, acá tampoco había aviación, los aeropuertos de Sogamoso y Paipa eran los más cercanos pero el movimiento también era muy bajo. En esta ciudad transcurrió mi vida entre el colegio y la universidad en donde alrededor del año 1995 me divertía volando en un simulador de la época que un amigo tenia y ya en la universidad compré el Flight Simulator 2002. En esos momentos, no había mucha información ni dinero como para pensar en ser piloto, pero mantenía mi relación estable con la aviación.

Así transcurrieron los años, me gradué como Ingeniero Electromecánico, comencé a trabajar y después de un par de años me di cuenta que era posible pagar la carrera de Piloto, para ese entonces mi primera opción era Guaymaral, los precios estaban por las “nubes” pero me había dado cuenta que trabajando duro y con sacrificio lo podría conseguir. En la baraja también estaba Argentina y Estados Unidos, opciones más económicas que estudiar en Colombia.

Luego de 7 años y muchas dificultades pude reunir la plata y después de analizarlo con detalle me decidí por Estados Unidos, la principal razón fueron los costos y los beneficios de la licencia FAA. A principios de este año (2016) obtuve mi licencia como Piloto Comercial FAA en una escuela de vuelo de Miami llamada PTC (Pilot Training Center).

Así comenzó la historia que poco a poco les iré contando y dando algunos consejos y una que otra explicación  que espero le sirva a alguien lo que yo viví para saber que ¡Sí SE PUEDE!